0 просмотров
Рейтинг статьи
1 звезда2 звезды3 звезды4 звезды5 звезд
Загрузка...

Lo bueno, lo malo y lo feo de Resident Evil 3 Remake

Lo bueno, lo malo y lo feo de Resident Evil 3 Remake

El blog Más Consolas analiza la reinterpretación del clásico videojuego de 1999. ¿Capcom supera lo hecho el año pasado con el remake de Resident Evil 2? No dejen de leer este análisis.

  • Síguenos en Google News

Resident Evil 3 «lo»

¿Es breve? Sí ¿Un buen juego? Definitivamente. Acá nuestra reseña del esperado remake del clásico de Capcom.

Desde que fue anunciado Resident Evil 3 Remake, se volvió uno de los juegos mas esperados del 2020, y es que el título de Capcom marcó a toda una generación cuando fue lanzado para PlayStation en 1999. Ahora el juego finalmente ha llegado y sin duda deja una sensación un tanto extraña, y es que aunque no se encuentra a la altura de su predecesor, y no posee algunas de las cosas que hicieron de Re3 un gran juego, sigue siendo un excelente título.

Al igual que el remake de Resident Evil 2, este juego ocupa RE Engine, el motor gráfico que fue utilizado en Resident Evil 7, y Devil May Cry 5, y que se ha lucido durante los últimos años. En esta ocasión no es diferente, y es que el diseño de los diferentes personajes, los detalles, escenarios y el cabello de los protagonistas, sin duda se ven bien en esta nueva versión del juego, que tiene una alta dosis de cinemáticas in-game, protagonizadas principalmente por Nemesis, quien cada cierto rato para intentar acabar con nosotros.

Quizás uno de los cambios de diseño más grandes en relación a la entrega original es el que tiene Nemesis, que luce muy diferente al como era en el juego original. De esto nos pudimos percatar desde que fueron liberadas las primeras imágenes del personaje, y aunque en un comienzo puede parecer un tanto extraño, sobretodo por su dentadura, esto no molesta en ningún caso, y se ve igual de imponente que en la entrega original, por lo que cada vez que aparece sin duda sentirás una presión similar a la del juego original.

Y decimos similar y no igual, porque a diferencia de Resident Evil 3 de PlayStation, este remake, tiene un giro un tanto más hacia la acción, por lo que aunque aparezca Nemesis, no habrán mayores problemas en enfrentarlo hasta que caiga de rodillas, aprovechando el tiempo extra para escapar del lugar. Junto con esto, balas casi nunca nos faltarán, y el título nos da armas extras bastante rápido, por lo que no existirán problemas para enfrentar lo que sea que aparezca frente a nosotros. Esto hace que sea bastante raro morir en el título, si has jugado Resident Evil con anterioridad, y no andas desperdiciando balas, sin duda podrás avanzar con bastante rapidez.

En cuanto a la historia, este cuenta casi la misma que Resident Evil 3, aunque

realiza una serie de cambios, que hacen que se conecte de mucho mejor forma con Resident Evil 2,

lo que lo hace más atractivo si eres alguien que recién se está sumando a la saga.

Pero hablemos de aquellos, cambios, el juego comienza con una cinemática live-action, lo que sin duda recuerda a los primeros Resident Evil, como olvidar la introducción del primer juego con unas actuaciones que sin duda dejaban bastante que desear. En esta ocasión la cinemática luce bastante bien -de igual forma las actuaciones- y luego de eso pasamos al departamento de Jill, donde tenemos un poco de gameplay, para luego. ¿Ser atacados por Nemesis? Ok, todo aquel jugó la tercera entrega, sabe que Nemesis no aparece hasta que ingresamos al edificio de la Policía de Raccoon City (R.P.D), pero acá nos ataca en nuestra propia casa.

Obviamente debemos arrancar, y luego de casi destruir por completo el edificio en nuestro escape, es que salimos a la calle, lo que recuerda al comienzo del juego original, que comenzaba con Jill saliendo de su departamento en llamas. Bueno, si tomamos hasta acá lo que ocurre, uno piensa que el juego suma más elementos que el original, pero no, es todo lo contrario. Aquí es cuando comienzan los problemas.

Más sobre reseñas

Review | Crash Bandicoot 4 es la consagración de una fórmula solo para pacientes
Review | Battletoads: Pimple, Rash y Zitz regresan con todo
Review | Microsoft Flight Simulator se eleva con su calidad

Avanzamos un poco, y llegamos a la misión de poner en marcha el tren, algo que está lejos de ser la primera misión en el juego original. Más tarde en el juego es que finalmente visitamos la comisaría, aunque con Carlos. Es así, como Resident Evil 3 Remake nos hace recorrer casi los mismos lugares que el juego original, pero cada uno de una forma mucho más reducida. De la misma forma olvídense de los acertijos, el juego es bastante lineal y se avanza con mucha facilidad, y casi no hay como quedarse estancando, por lo que se puede terminar en muy poco tiempo.

Si al poco tiempo de juego, sumamos que no es muy desafiante (en dificultad normal), es que tenemos un título que acabaremos en poco tiempo y nos dejará con una sensación de que nos faltó algo.

Hay que mencionar que los juegos Resident Evil nunca han sido muy largos (las primeras entregas), pero siempre tuvieron ese factor de desafío, en que te podías quedar sin balas, o que no encontrabas un elemento para resolver determinado acertijo, lo que hacía que tuvieras que darte varias vueltas por el mapa antes de poder avanzar.

A pesar de todo esto, que puede hacer que uno piense que el juego no es lo que esperamos, o que no vale la pena, todo lo contrario, Resident Evil 3 Remake es un gran título, la jugabilidad es bastante atractiva, el sistema de esquivar, que nos da unos segundos en ‘tiempo-bala’ en caso de que esquivemos de forma precisa a los enemigo le da un plus a los combates. Además , tiene momentos bastante atractivos, desde arrancar de Nemesis de un edificio en llamas a defender a Jill de hordas y hordas de zombies.

Читать еще:  Resident Evil 7 - прохождение, гайд, руководство, мануал, FAQ

En otros elementos, si algo se mantiene desde el título original es el espacio en el inventario, el cual es bastante reducido y aunque poco a poco lo iremos expandiendo al avanzar, nos obligará a ir dejando ciertos elementos en el baúl.

Algo que sin duda se extraña del juego original, son las decisiones, ya que mientras en el título de PlayStation podíamos decidir en varias ocasiones entre dos opciones al momento de enfrentar a Nemesis, acá no tomamos ningún tipo de decisión. Esto quizás pudo haber sido sustituido por ‘Quick Time Action’, algo que tampoco tiene el juego, y es que cada vez que aparece Nemesis atacándonos por sorpresa, simplemente es acompañado de una cinemática, donde no tenemos ningún tipo de intervención hasta volver a tener el control de nuestro personaje.

Resident Evil 3 Remake, puede no ser lo que estuviéramos esperando, y es que sin duda se siente más lineal que la versión original, la falta de acertijos y lo breve que resulta sin duda nos dejan con gusto a poco, pero la jugabilidad, los gráficos, y el juego como tal cumple con su objetivo de entretener, de entregar un buen rato, y lo que es más importante, sigue siendo Resident Evil. Si estás buscando una copia exacta de RE3 con mejores gráficos este no es el juego, pero si lo que buscas es un juego de Resident Evil que te divierta, sin duda esta es una gran opción, y una vez ya finalizado, siempre puedes optar por subir la dificultad o desbloquear los diferentes secretos que este posee.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jill Valentine y Carlos Oliveira

Dentro del último clip de vídeo adelantado por Capcom aparecen los distintos roles que tendrán los miembros del Umbrella Biohazard Countermeasure Service (UBCS). La historia de Carlos Oliveira será ampliada dentro de la campaña del juego, pero se mantiene la huida de la ciudad junto a Jill, tal y como sucedía en la edición original. Por su parte, se conoce el aspecto y el futuro de otros protagonistas dentro de la historia. Nicholai, el spetsnaz perteneciente también al UBCS, tendrá su roll frío y calculador, buscando su beneficio propio y pensando siempre en su salvación más que en el bien común.

El antiguo soldado ruso Mikhail tendrá un papel importante en la huida de la ciudad. Tyrell, el hacker del grupo también tendrá presencia en el videojuego, así como Murphy, exmarine de los Estados Unidos que será atrapado por un ataque de los infectados que asolan Raccoon. También Brad Vickers, miembro de S.T.A.R.S y Darío Rosso que perderá a su familia a manos de los zombies aparecerán Resident Evil 3.

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

14 de abril del 2020 — 11:27 AM

El anuncio del remake de Resident Evil 3 -en diciembre último- sorprendió a muchos, no porque no lo esperábamos -era un secreto a voces que el juego estaba en desarrollo- sino porque el producto estaba tan avanzado que hasta fecha de estreno tenía: 3 de abril.

El proyecto tuvo un desarrollo paralelo al remake de Resident Evil 2, pero por un equipo distinto. Eso aseguró que su lanzamiento quede expedito poco tiempo después de estrenado su antecesor.

Abordar un remake, sobre todo para los fanáticos, es complicado, ya que, por más que te esfuerces, tu cabeza repasa lo vivido com el juego original. Me pasó con Shadow of the Colossus, también con Resident Evil 2. Por ello, intentaré analizar este remake como producto independiente, limitando la comparación con el original a una sección en específico del análisis.

Sin más, comencemos.

Lo bueno

Resident Evil 3 Remake sigue el mismo esquema jugable que su antecesor, es decir, cámara en tercera persona, pero enfocado más hacia la acción. Esto se traduce en un juego con un muy buen ritmo, en el que las acciones fluyen bastante bien, y en el que recorremos varias locaciones de la ficticia Raccoon City.

No es ningún secreto que uno de los protagonistas del juego es Nemesis, esta arma biológica creada por la corporación Umbrella para cazar a los miembros de la unidad S.T.A.R.S. (Special Tactics And Rescue Service) que sobrevivieron a los incidentes de la mansión Spencer (los acontecimientos del primer Resident Evil, para ser más exactos).

En el remake, Nemesis gana mucho protagonismo desde prácticamente los primeros cinco minutos de juego, convirtiéndose en la pesadilla de Jill Valentine. Sin embargo, a diferencia de Mr. X en Resident Evil 2, las apariciones de Nemesis están más ‘guionizadas’ en este juego.

No estamos ante un juego con un gran argumento, pero destaco que hay coherencia y correlación entre las acciones que tomamos, a diferencia de lo visto en el remake de Resident Evil 2. Como siempre en la saga, los textos que encontramos en el escenario nos sirven para profundizar en el argumento y conocer el devenir de los personajes y de la ciudad.

Los gráficos son magníficos, con diseños fotorrealistas y escenarios cargados de detalles. La iluminación también destaca, especialmente en locaciones oscuras en las que avanzamos con linterna en mano. Y, lo mejor, todo corre bastante estable, sin ralentizaciones molestas y con tiempos de carga cortos. Esta es una muestra más del poderío del RE Engine de Capcom.

El remake tiene cierta rejugabilidad, ya que al terminarlo se desbloquea una Tienda en la que podemos comprar trajes y mejoras que nos incentivan a repasar la campaña en una dificultad mayor. Además, si terminamos la campaña en la dificultad Hardcore se desbloqueará el nivel Pesadilla, en el que la ubicación de los enemigos y de los ítems cambiará.

Acá me permito recomendar ir directamente a la dificultad Hardcore, que es muy retadora, para sentir una mejor experiencia. No solo los enemigos son más duros, sino que no tenemos a nuestra disposición tanta munición ni kits de salud.

Los efectos de sonido destacan, con gruñidos y alaridos muy convincentes que mantienen la tensión. También hay un correcto tratamiento de los silencios, alimentando la sensación de soledad. La música me ha gustado mucho, y acá hago hincapié en el magistral remix del ending theme del Resident Evil 3 original. ¡Así da gusto leer los créditos!

Читать еще:  Все, что мы знаем о Resident Evil 3 Remake

Lo malo

Lamentablemente, hablar de este remake sin recordar al original es imposible, y acá es donde más se sienten las diferencias. El argumento se ha tomado demasiadas licencias, al punto que muchos escenarios, enemigos y segmentos del juego original se han perdido.

Esto ya lo habíamos visto en el remake de Resident Evil 2, en el que se perdieron segmentos clave que hicieron grande al juego original. Pero siento que, en esta entrega, se ha agudizado esa tendencia, perdiéndose para siempre momentazos del original como el primer contacto con Nemesis y la muerte de Brad Vickers, o segmentos tan icónicos como los del Cementerio de Raccoon City o la Torre del Reloj.

Otro elemento completamente perdido es el uso de las cintas para grabar nuestros avances en las máquinas de escribir. En el anterior remake, estas estaban reservadas para las modalidades más difíciles, pero en esta entrega se han perdido definitivamente y podemos grabar las veces que queramos.

Tampoco tenemos el sistema de toma de decisiones que diferenció al juego de 1999 de sus antecesores. Aquel sistema no solo se traducía en cambios dentro del juego, sino que hasta podíamos desbloquear un final alternativo. Eso se ha perdido en el remake, que es lineal y sin finales secretos.

Un detalle que no podía dejar pasar es que este remake prácticamente no cuenta con puzles que resolver. Esto sí me parece bastante cuestionable, ya que uno de los atractivos de la saga es precisamente tener estos rompecabezas que nos hacían pensar qué hacer.

Otra víctima de esta ‘mutilación’ -si cabe la expresión- fue el modo Mercenarios del Resident Evil 3 original, aquel en el que controlábamos a varios personajes del juego en recorridos contrarreloj. Lamentablemente, este remake no incluyó esta modalidad. De hecho, no cuenta con otro modo extra, salvo el multijugador, llamado Resident Evil Resistance.

Se trata de enfrentamientos uno contra cuatro, en el que un jugador asume el rol de un personaje llamado Cerebro, que ha secuestrado a cuatro personas y las ha puesto en una determinada locación con el objetivo de poner a prueba las armas biológicas de Umbrella. Los secuestrados deben coordinar entre ellos para superar las pruebas.

Quienes hayan jugado Friday the 13th: The Game, se podrán dar una idea de la propuesta jugable que es Resistance. Particularmente, no encontré mucho incentivo como para pasar mucho tiempo en esta modalidad.

Lo feo

Pasar el juego en la dificultad Hardcore me demandó poco más de siete horas, pero investigando, dándome tiempo de leer los textos y recolectando los secretos del juego. Sin embargo, no es exageración decir que -sabiendo a dónde ir y obviando las secuencias de relleno- podrías terminar la campaña en menos de dos horas, si es que no en menos tiempo.

Conclusión: El remake de Resident Evil 3 me ha dejado sensaciones encontradas, ya que tiene cosas muy llamativas, como su impecable jugabilidad y su soberbio apartado gráfico y técnico. Además, hay momentos muy intensos cuando estamos huyendo de Nemesis, aunque se sientan ‘guionizados’, como detallo en el análisis. Lamentablemente, todo esto contrasta con una campaña de corta duración, la ausencia de modos extra y un multijugador no tan convincente. Además, si hacemos la odiosa comparación con el juego original, notaremos que el remake ha dejado mucho de lado, tanto a nivel argumental como de opciones jugables. No es una decepción per se, pero sí esperaba mucho más esta entrega.

El primer sitio ideal para probar varias armas

Antes de nada, disfruta de la aventura, no te preocupes en la primera vuelta y juega sin prisas. Esta guía está pensada para la segunda partida, tras desbloquear qué se esconde realmente tras esos méritos y por qué es tan importante cumplir los de las muertes debido a todos los beneficios que nos reportarán a la larga.

Hay varios méritos asociados a armas específicas, por lo que la primera zona de farmeo clara y sencilla la tenemos en esa escena donde Jill se infecta con unos parásitos del Drain Deimos, esa especie de arañas. Usa una hierba verde para que se te vaya la infección y adéntrate en esa estación para masacrar todas las criaturas que se te presenten. Los Drain Deimos tienen poco aguante (de dos o tres disparos de pistola, por ejemplo) y vienen bien para muertes rápidas con escopeta, a su vez. Además, no paran de regenerarse, por lo que no hará falta que cargues un punto de guardado anterior ni te dejes morir adrede para repetirlo.

Resident Evil 3 «lo»

¿Es breve? Sí ¿Un buen juego? Definitivamente. Acá nuestra reseña del esperado remake del clásico de Capcom.

Desde que fue anunciado Resident Evil 3 Remake, se volvió uno de los juegos mas esperados del 2020, y es que el título de Capcom marcó a toda una generación cuando fue lanzado para PlayStation en 1999. Ahora el juego finalmente ha llegado y sin duda deja una sensación un tanto extraña, y es que aunque no se encuentra a la altura de su predecesor, y no posee algunas de las cosas que hicieron de Re3 un gran juego, sigue siendo un excelente título.

Al igual que el remake de Resident Evil 2, este juego ocupa RE Engine, el motor gráfico que fue utilizado en Resident Evil 7, y Devil May Cry 5, y que se ha lucido durante los últimos años. En esta ocasión no es diferente, y es que el diseño de los diferentes personajes, los detalles, escenarios y el cabello de los protagonistas, sin duda se ven bien en esta nueva versión del juego, que tiene una alta dosis de cinemáticas in-game, protagonizadas principalmente por Nemesis, quien cada cierto rato para intentar acabar con nosotros.

Quizás uno de los cambios de diseño más grandes en relación a la entrega original es el que tiene Nemesis, que luce muy diferente al como era en el juego original. De esto nos pudimos percatar desde que fueron liberadas las primeras imágenes del personaje, y aunque en un comienzo puede parecer un tanto extraño, sobretodo por su dentadura, esto no molesta en ningún caso, y se ve igual de imponente que en la entrega original, por lo que cada vez que aparece sin duda sentirás una presión similar a la del juego original.

Y decimos similar y no igual, porque a diferencia de Resident Evil 3 de PlayStation, este remake, tiene un giro un tanto más hacia la acción, por lo que aunque aparezca Nemesis, no habrán mayores problemas en enfrentarlo hasta que caiga de rodillas, aprovechando el tiempo extra para escapar del lugar. Junto con esto, balas casi nunca nos faltarán, y el título nos da armas extras bastante rápido, por lo que no existirán problemas para enfrentar lo que sea que aparezca frente a nosotros. Esto hace que sea bastante raro morir en el título, si has jugado Resident Evil con anterioridad, y no andas desperdiciando balas, sin duda podrás avanzar con bastante rapidez.

Читать еще:  Скриншоты Resident Evil 5

En cuanto a la historia, este cuenta casi la misma que Resident Evil 3, aunque

realiza una serie de cambios, que hacen que se conecte de mucho mejor forma con Resident Evil 2,

lo que lo hace más atractivo si eres alguien que recién se está sumando a la saga.

Pero hablemos de aquellos, cambios, el juego comienza con una cinemática live-action, lo que sin duda recuerda a los primeros Resident Evil, como olvidar la introducción del primer juego con unas actuaciones que sin duda dejaban bastante que desear. En esta ocasión la cinemática luce bastante bien -de igual forma las actuaciones- y luego de eso pasamos al departamento de Jill, donde tenemos un poco de gameplay, para luego. ¿Ser atacados por Nemesis? Ok, todo aquel jugó la tercera entrega, sabe que Nemesis no aparece hasta que ingresamos al edificio de la Policía de Raccoon City (R.P.D), pero acá nos ataca en nuestra propia casa.

Obviamente debemos arrancar, y luego de casi destruir por completo el edificio en nuestro escape, es que salimos a la calle, lo que recuerda al comienzo del juego original, que comenzaba con Jill saliendo de su departamento en llamas. Bueno, si tomamos hasta acá lo que ocurre, uno piensa que el juego suma más elementos que el original, pero no, es todo lo contrario. Aquí es cuando comienzan los problemas.

Más sobre reseñas

Review | Crash Bandicoot 4 es la consagración de una fórmula solo para pacientes
Review | Battletoads: Pimple, Rash y Zitz regresan con todo
Review | Microsoft Flight Simulator se eleva con su calidad

Avanzamos un poco, y llegamos a la misión de poner en marcha el tren, algo que está lejos de ser la primera misión en el juego original. Más tarde en el juego es que finalmente visitamos la comisaría, aunque con Carlos. Es así, como Resident Evil 3 Remake nos hace recorrer casi los mismos lugares que el juego original, pero cada uno de una forma mucho más reducida. De la misma forma olvídense de los acertijos, el juego es bastante lineal y se avanza con mucha facilidad, y casi no hay como quedarse estancando, por lo que se puede terminar en muy poco tiempo.

Si al poco tiempo de juego, sumamos que no es muy desafiante (en dificultad normal), es que tenemos un título que acabaremos en poco tiempo y nos dejará con una sensación de que nos faltó algo.

Hay que mencionar que los juegos Resident Evil nunca han sido muy largos (las primeras entregas), pero siempre tuvieron ese factor de desafío, en que te podías quedar sin balas, o que no encontrabas un elemento para resolver determinado acertijo, lo que hacía que tuvieras que darte varias vueltas por el mapa antes de poder avanzar.

A pesar de todo esto, que puede hacer que uno piense que el juego no es lo que esperamos, o que no vale la pena, todo lo contrario, Resident Evil 3 Remake es un gran título, la jugabilidad es bastante atractiva, el sistema de esquivar, que nos da unos segundos en ‘tiempo-bala’ en caso de que esquivemos de forma precisa a los enemigo le da un plus a los combates. Además , tiene momentos bastante atractivos, desde arrancar de Nemesis de un edificio en llamas a defender a Jill de hordas y hordas de zombies.

En otros elementos, si algo se mantiene desde el título original es el espacio en el inventario, el cual es bastante reducido y aunque poco a poco lo iremos expandiendo al avanzar, nos obligará a ir dejando ciertos elementos en el baúl.

Algo que sin duda se extraña del juego original, son las decisiones, ya que mientras en el título de PlayStation podíamos decidir en varias ocasiones entre dos opciones al momento de enfrentar a Nemesis, acá no tomamos ningún tipo de decisión. Esto quizás pudo haber sido sustituido por ‘Quick Time Action’, algo que tampoco tiene el juego, y es que cada vez que aparece Nemesis atacándonos por sorpresa, simplemente es acompañado de una cinemática, donde no tenemos ningún tipo de intervención hasta volver a tener el control de nuestro personaje.

Resident Evil 3 Remake, puede no ser lo que estuviéramos esperando, y es que sin duda se siente más lineal que la versión original, la falta de acertijos y lo breve que resulta sin duda nos dejan con gusto a poco, pero la jugabilidad, los gráficos, y el juego como tal cumple con su objetivo de entretener, de entregar un buen rato, y lo que es más importante, sigue siendo Resident Evil. Si estás buscando una copia exacta de RE3 con mejores gráficos este no es el juego, pero si lo que buscas es un juego de Resident Evil que te divierta, sin duda esta es una gran opción, y una vez ya finalizado, siempre puedes optar por subir la dificultad o desbloquear los diferentes secretos que este posee.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

COMPLETA TU COMPRA

Comprar

Conclusión de las diferencias entre Remake y Nemesis

Juego Resident Evil desde 1997. Soy un veterano de la saga y, además, un gran admirador de la misma, pero confieso esta “reimaginación” de RE3 me decepcionó. Los principales momentos y escenarios que marcaron el juego original no están en este nuevo juego, llegué con una gran expectativa del casi perfecto remake de RE2.

Nemesis cambia su forma muy rápidamente (debe ser porque el juego es demasiado corto) convirtiéndose en una “cosa” totalmente sin sentido. Podría decir que debido a que es una reinvención, el juego sería diferente, pero tenemos el precedente de RE2 Remake que mantuvo prácticamente todos los escenarios. Por lo que, RE3 Remake fue un juego apresurado y hecho solo para gozar del éxito de RE2 Remake.

Ссылка на основную публикацию
Статьи c упоминанием слов:
Adblock
detector